Novedades en Biblioteca

famaf

LIBROS

Física

Matemática

REVISTAS

“Doctores en Empresas”

fundación sadoskyEl Área de Vinculación Tecnológica de la Fundación Sadosky lleva adelante “Doctores en Empresas”.

Se trata de una actividad destinada a promover la incorporación de recursos humanos con titulación de doctorado en empresas TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) con el objeto de reforzar sus capacidades de innovación, a partir de la utilización de un subsidio del FONTAR (Fondo Tecnológico Argentino) denominado Recursos Humanos Altamente Calificados (RRHH-AC).

El rol que se asume desde la Fundación es contribuir a la identificación de candidatos con perfil laboral en TIC, así como también en la búsqueda de empresas del sector interesadas en incorporarlos, y promover la vinculación entre ambas partes.

Quienes estén interesados en insertarse laboralmente, por primera vez, en empresas TIC, el Área solicita envíen un correo electrónico a rrhh-ac@fundacionsadosky.org.ar manifestando interés. De inmediato se respoderá indicando los pasos a seguir.

Llamado a cubrir tutoría PROMINF

Se llama a selección de aspirantes a cubrir 1 (una) tutoría en el marco del PROMINF (Programa de Mejoramiento de la Enseñanza en Carreras de Informática) los cuales deberán ser egresados o estudiantes con al menos los dos primeros años aprobados de la carrera de Licenciatura en Ciencias de la Computación (Resolución CD Nº 399/2014).

Las funciones y obligaciones de los tutores serán establecidas conforme a los Art. 8 y 9 de la Ord. CD Nº 3/2013 de FAMAF.

El período de inscripción de postulantes es del 2 al 5 de Diciembre de 2014 en Mesa de Entradas de 9 a 13 horas. Los interesados deberán completar un formulario otorgado en Mesa de Entradas y adjuntar su Curriculum Vitae. Las entrevistas se realizarán el día 9 a partir de las 9 hs.

Ante cualquier duda, pueden dirigirse a la Secretaría de Asuntos Estudiantiles, o mandar un mail a sae@famaf.unc.edu.ar

Maestría en Ingeniería de Membranas

erasmusSe encuentra abierto el 5to. llamado a inscripciones para la Maestría Europea “Erasmus Mundus” en Ingeniería de Membranas (EM3E, edición 2015-2017).

La Maestría EM3E ofrece un programa de educación avanzado en ingeniería de membranas, en la interfase entre ciencia de materiales e ingeniería química, enfocado en campos de aplicación específica. Involucra a seis instituciones educativas de cinco países europeos: Holanda, Portugal, España, República Checa, Francia. El programa está abierto a estudiantes europeos y no-europeos y se dicta en idioma inglés.

La Maestría EM3E está vinculada al Doctorado Europeo en Ingeniería de membranas EUDIME, ofrecido por el mismo consorcio de universidades. Ambos programas están sostenidos por la Comisión Europea en el marco del programa Erasmus Mundus.

Pueden solicitar su inscripción como estudiantes quienes cuenten con un título de grado en Química, Física, Ingeniería de Materiales, Ingeniería Química, Ingeniería Bioquímica o campos afines, con formación en Química/Física.

Las fechas límite son: 15 de Diciembre de 2014 (primer turno); y el 15 de Abril de 2015 (segundo turno). Los solicitantes pueden inscribirse en cualquiera de los dos turnos, pero las becas Erasmus Mundus sólo se ofrecen en el primer turno. La cantidad de becas es limitada; se recomienda la búsqueda de fuentes alternativas de financiamiento.

Contacto: master-em3e@univ-monto2.fr (www.em3e.eu)

Novedades en Biblioteca

famafLIBROS

Matemática

REVISTAS

TESIS DOCTORAL

Física

Entrevista a la Dra. Gabriela González: “Abriendo una ventana al universo”

DSC_0004

Esos azulejitos los elegí yo, me acuerdo” dice al entrar a FAMAF. Se refiere a la placa que nombra nuestra biblioteca en memoria de quien fuera presidente del Centro de Estudiantes y desaparecido el 12 de agosto de 1976: Daniel Oscar Sonzini. Ella también fue presidente del CEIMAF, en 1985, la tercera desde la vuelta de la democracia. Pero luego de egresar siguió su carrera científica en Estados Unidos, donde se desempeña como profesora de física en la Universidad Estatal de Louisiana y trabaja en LIGO (Laser Interferometer Gravitational-Wave Observatory). A fines de septiembre, aprovechando una visita a nuestra ciudad, brindó una conferencia en la Facultad titulada “Detección de ondas gravitatorias con interferómetros terrestres: el futuro a la vuelta de la esquina”. 1395125_566513650092747_1212991892_n

¿Cómo funciona LIGO?

LIGO  tiene dos partes. La parte fundamental, diría yo, es el Proyecto LIGO que pertenece a la National Science Foundation de EE.UU. y que ha financiado la construcción de dos observatorios de ondas gravitacionales y los detectores que se han instalado en estos observatorios. Ha sido una inversión muy grande, se hizo primero una versión inicial de estos detectores, anduvo, se tomaron datos y ahora se está armando la segunda. Esa inversión está manejada por Caltech (Instituto de Tecnología de California), MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts) y gente de los observatorios. Pero asociado con eso, hay una organización científica internacional de gente que desarrolla la tecnología para los detectores. Analizan datos, desarrollan métodos para analizarlos, desarrollan tecnología para el futuro, ayudan y participan en la instalación y operación de estos detectores. Esa es la organización científica de LIGO: una organización grande, internacional y democrática (que es raro en ciencia).

Hay dos detectores, uno en Washington y el otro en Louisiana, pero entiendo que en Washington en realidad había dos, por lo que uno iba a ser llevado a India.

A India, sí. Todavía no se llevó, está un año atrasado por las elecciones en ese país. No quisieron empezar a gastar dinero pero sigue vigente.

Colaboramos, sin embargo, con un detector en Italia (una colaboración holandesa-franco-italiana) así que tenemos los dos observatorios de LIGO y el de Italia para hacer triangulación. Pero cuanto más detectores tengas, mejor, así que queremos instalar este en India. Es una ventaja tener detectores en distintos lugares, y además estamos colaborando con una organización japonesa que construye un detector en Japón.

LIGO¿Cómo son físicamente los laboratorios?

Son muy interesantes. Se trata de interferómetros consistentes en un láser que llega a  un divisor de haces, se divide el haz en dos, se refleja en espejos y vuelve. Entonces uno mide la interferencia de los haces que vuelven mediante fotocélulas. Es un experimento básico en Física que usaron Michelson y Morley para intentar descubrir el éter y probar que no existía.

Lo que hacemos nosotros es tener estos interferómetros. Son de 4 kilómetros de largo cada brazo, los haces viajan en tubos de vacío. Y los espejos pesan  40 kilos, tienen suspensiones múltiples con sistemas de aislación sísmica.

Lo que se ve es un edificio central, que tiene un área de laboratorio, cámaras de vacío que tienen como 5 metros de alto, 2 y ½ de diámetro y adentro de esas cámaras de vacío están en suspensión los espejos y los sistemas de aislación sísmica (por eso hay varias cámaras de vacío en este edificio central). También hay una sala de control. Desde allí trabajamos debido a que todas las señales se digitalizan y se controlan a través de computadoras, y además tenemos oficinas.

Esa es la parte central y después tenemos los tubos de vacío con unos medio cilindros de cemento para cubrirlos. Y al final de los 4 kilómetros, hay unos edificios más chicos que tienen una cámara de vacío cada uno donde está el espejo que refleja los haces.

Y en relación a lo específico que van a realizar los interferómetros, ¿qué se espera medir?

Lo que se quiere medir es la distorsión del espacio-tiempo. Lo hacemos comparando los dos brazos del interferómetro. Esa distorsión estaría producida por eventos astrofísicos: por colisiones de agujeros negros, por formación de agujeros negros, de la colisión de estrellas de neutrones, supernovas, etc. En general, todo evento astrofísico que tenga energía y no sea totalmente esférico (nada es esférico) produce ondas gravitacionales y estas distorsiones viajan a la velocidad de la luz. Pero son pequeñísimas.

DSC_0006¿Y cuándo estaría en condiciones de empezar a medir?

Las cosas están yendo bastante bien. Se han terminado de instalar los detectores y la gente está trabajando en la sala de controles para hacerlos andar como deben; es una tarea que toma años. Pero durante el 2015, a lo mejor en septiembre, vamos a empezar a tomar datos por unos meses.

Hacer todo el afinado de los detectores para que funcionen con la sensibilidad que uno espera, toma años. Creemos que va a andar más rápido que la primera generación, pensamos que el año que viene ya vamos a estar preparados. Queremos una mejora en un factor 10 entre la versión anterior y la que hemos instalado ahora. El año que viene pensamos que vamos a tener un factor 3.

¿Me lo podrías explicar?

Se trata de cuánto menos ruido de fondo tenemos comparado a la débil señal que medimos y eso implica cuán lejos podés ver estos eventos astrofísicos.

¿Es tan difícil medirlo?

Porque son pequeñísimas las distorsiones que te mencionaba. Por ejemplo, si un sistema binario de estrellas de neutrones forma un agujero negro en el cúmulo de Virgo, que es el agrupamiento de galaxias más cercano que tenemos, produce una distorsión de los 4 km del brazo del interferómetros de apenas 10  a la -18 metros, que es una milésima parte del tamaño de protón. Hemos medido hacia esa dirección, pero el cúmulo de galaxias de Virgo este tipo de colisiones de estrellas de neutrones sucede más o menos una vez cada 50 años. Es decir que tenemos que mirar un volumen más grande de espacio para poder ver cosas que pasan más seguido. Con LIGO avanzado vamos a ver diez veces más lejos; el cúmulo de Virgo está a unos 16 millones de parsecs (cada parsec equivale a 40 billones de km). Si está todo instalado, con LIGO, podemos llegar a 200 millones de parsecs, pero con 100 o 150 ya probablemente empecemos a detectar cosas. El año que viene pensamos estar en unos 50 megaparsecs(50 millones de parsec), lo cual no garantiza detecciones pero ya es interesante.

¿Y qué implicancias podrían tener una detección efectiva?

Cuando uno quiere hacer propaganda uno dice “va a ser la primera detección directa de la distorsión del espacio-tiempo”. Uno ha visto efectos de ondas gravitacionales y efectos de la Teoría de la Relatividad que predice estas cosas. Pero esto sería ver la distorsión misma, la primera vez que se mida directamente. La teoría ya tiene mucho aval, no hace falta avalarla más, pero es una predicción cualitativamente distinta de otras cosas. Las otras también son importantes: que la luz “dobla”, no viaja en línea recta sino que se curva cuando pasa cerca de una masa, también es una predicción poderosa que ya se ha verificado. Pero que el espacio-tiempo mismo se distorsione y lo podamos medir es para mí impresionante.

Eso es lo más excitante desde el punto de vista físico. Pero lo más importante es que si hay una detección como esta, va a ser, casi seguro, la detección de un evento astrofísico. Y el hecho de medir estos eventos astrofísicos a través de la radiación gravitatoria, es una manera distinta de hacer Astronomía. Es tan distinto como los rayos X son diferentes de las ondas de radio: más todavía porque esas son distintas longitudes de onda del espectro electromagnético, esto es otro espectro. Entonces vamos a poder decir cuántas estrellas de neutrones hay, algo que no se sabe muy bien, vamos a poder ver cómo se forman estos agujeros negros, vamos a poder contar agujeros negros, vamos a poder decir más o menos dónde están. Ese tipo de astronomía, con ondas gravitacionales, es una ventana nueva. También cuando hacemos propaganda decimos “estamos abriendo una ventana al universo” y eso es cierto.

¿Y si no hay detecciones? ¿Existe esa posibilidad?

Si no hay detecciones, vamos a poder decir que hay menos estrellas de neutrones de las que se predecían y que no hay agujeros negros en tales lugares. Aún así la información astrofísica que conseguiremos va a ser muy importante.

DSC_0001¿Hay alguna posibilidad de aplicar las ondas gravitatorias para algún fin una vez que eventualmente se detecten?

Hasta este momento no ha habido ninguna propuesta. Uno está usando esto como un medio de comunicación para interpretar eventos astrofísicos. Es decir, estamos recibiendo comunicación de estos eventos. Pero producir esa comunicación es muy difícil, por lo menos de la manera que se piensa ahora. Necesita masas muy grandes y muy aceleradas, estamos hablando de agujeros negros. Para producir ondas gravitacionales que transmitieran información se necesitarían masas del tamaño de planetas o estrellas moviéndose a velocidades cercanas a la luz.

Acerca de aplicaciones, sin embargo, algo que siempre me gusta decir es que usamos tecnología de punta en todo sentido: en la electrónica, en los sistemas de controles, en la óptica, los espejos, el pulido de los espejos, el análisis de datos… Todo lo que hacemos tiene que ser lo mejor, tecnología de punta en todo sentido. Entonces, estamos siempre empujando el límite y ya hemos visto tecnología que se ha desarrollado para detectores de ondas gravitacionales y que ha terminado siendo usada para otras cosas. La tecnología que se desarrolla sí produce avances.

Dentro de LIGO, ¿cuál es tu contribución específica?

He hecho varias cosas. Soy física experimental y trabajé en experimentos probando uno de los límites fundamentales a la sensibilidad del interferómetro que se debe al movimiento browniano de los espejos que uno usa a temperatura finita. Después trabajé en probar técnicas que usamos para aumentar la circulación del láser dentro los interferómetros, algo que llamamos reciclado de potencia. Luego trabajé en cómo hacer suspensiones múltiples y después de lo cual ya se empezaron a instalar los detectores en los observatorios y empecé a trabajar allí, instalando estos detectores.

Una vez que se instalaron empecé a analizar los datos, a calibrar y diseñar los métodos de calibración de los detectores, a diagnosticar. Uno de los problemas que tenemos cuando analizamos los datos es que siempre hay ruidos parásitos. Uno espera que sean estocásticos, estacionarios, gaussianos. Siempre hay un montón de efectos transitorios que uno podría quizás atribuir a ondas gravitacionales, aunque sabe que no lo son, porque tenemos dos observatorios y los vemos solo en uno. Pero, como hay muchos de estos eventos casuales, a veces por azar, coinciden. Entonces reducen tu confianza cuando veas algo que de verdad sea un evento astrofísico.

Se trata de reducirlo, y he estado trabajando muchísimo en reducir este tipo de efectos diagnosticando de dónde vienen en el instrumento y mejorando el instrumento para que estas cosas no se produzcan.

¿Y la tarea de vocera científica?

La llevo a cabo dentro de la organización científica LIGO, que tiene más de 900 científicos. Yo no soy empleada ni de Caltech ni de MIT. Soy empleada de la Universidad de Louisiana, tengo un subsidio propio pero trabajo en esta comunidad. Estamos organizados en grupos de trabajo y tenemos una posición de vocera que es electa. Fui elegida hace 3 años y reelegida el año pasado.

¿En qué consiste?

Consiste en organizar los grupos de trabajo y los proyectos científicos que llevan adelante esos grupos. Tenemos grupos de trabajo experimentales, de análisis de sistema, de divulgación, y hay que coordinarlos. Hay más de 80 instituciones y cada institución dice “lo que quiero hacer es tal cosa, dentro de tal grupo de trabajo”. Todos los años hacen un informe y envían propuestas sobre lo que quieren hacer al año siguiente y, de acuerdo al tiempo que los miembros de esa institución dedican a la comunidad, se arma una lista de autores y una lista de miembros. Yo organizo estos acuerdos, de manera que no haya duplicaciones y que todo el mundo contribuya.

¿Argentina participa de la comunidad?

Recientemente. Creo que hace dos años empezó un grupo liderado por el Doctor Carlos Kozameh. En realidad no teníamos ninguno en sudamérica, ahora tenemos uno en Argentina y dos grupos en Brasil. La mayoría de los grupos están en Europa y Estados Unidos. Da mucho placer que Argentina, y FAMAF en particular, donde yo me formé, se hayan podido sumar.